braguero

Braguero para hernia inguinal: ¿Es útil?

Es posible que cuando alguien padece una hernia inguinal haga uso de un braguero.  Hoy les explicamos en qué consiste un braguero para hernia inguinal, cómo funciona y si es útil para tratar y mejorar el estado de este tipo de hernias.

¿Qué es un braguero para hernia inguinal?

Como su nombre indica, un braguero para hernia inguinal es una prenda ortopédica o vendaje similar a un cinturón con sujeciones, cuyo objetivo es contener las hernias. Su forma y tamaño varían del tipo de hernia para que se utilicen o las características personales del paciente (edad, actividad etc.).

En el caso de los bragueros inguinales, estos constan de un cinturón pélvico, una almohadilla que genera la sujeción, y un lazo inguinal (o tirante) que va desde la almohadilla hasta el lateral del cinturón pélvico, donde se fija, pasando por debajo de los glúteos.

¿Cuál es el objetivo un braguero?

Los bragueros son utilizados para aportar a la pared abdominal sujeción y permitir que el contenido intraabdominal quede más fácilmente dentro de la cavidad abdominal.

Estas prendas ayudan a mantener en su lugar el tejido sobresaliente y también contribuyen a aliviar las molestias que las hernias inguinales pueden producir. Por eso, si se padece una hernia inguinal, un braguero puede ayudar a sentirse más cómodo.

Tipos de bragueros inguinales

Los bragueros inguinales pueden ser unilaterales o bilaterales, es decir, contar con un lazo en la izquierda o la derecha (dependiendo de dónde se ubique la hernia) o de dos.

Sus cierres pueden ser de velcro o con hebilla. También existen los bragueros de fleje. Estos constan de un fleje de acero inoxidable recubierto por un material acolchado y afelpado. Este tipo de bragueros consiguen una contención, soporte y apoyo uniformes.

¿Cómo se usa un braguero?

Teniendo en cuenta los componentes que hemos mencionado, el braguero se coloca y funciona de la siguiente manera:

La almohadilla acolchada se ubica sobre el agujero herniario para que ésta presione de abajo a arriba y hacia adentro.

El braguero se fija y asegura ajustando firmemente el cinturón, pero siempre sin que la presión sea excesiva y pueda generar molestias o dolor.

Finalmente, con el paciente ligeramente ladeado, se pasa el lazo por debajo del glúteo y se lleva a la parte posterior o lateral del cinturón para ajustarlo.

¿Es útil un braguero para hernia inguinal?

Si padecen una hernia inguinal, hablen con un experto acerca del uso del braguero. El braguero para hernia inguinal puede ayudar a mejorar los síntomas, sin embargo, el braguero por sí mismo no cura las hernias y no debe usarse para sustituir otros tratamientos.

Aunque el médico especialista en pared abdominal pueda recomendar mantener una vigilancia de la hernia sin intervenir (en casos en que la hernia es pequeña y/o asintomática y pueden remitir), la mejor solución a las hernias es la intervención quirúrgica.

El braguero, por lo tanto, es una opción para aportar comodidad y sujeción en hernias pequeñas y para antes y después de una operación de hernia inguinal.

¿Existen contraindicaciones o complicaciones con el braguero?

Es muy importante que antes de hacer uso de un braguero consultemos a un profesional para que éste valore la idoneidad de ello.

Los bragueros pueden producir otras molestias o complicaciones como no proteger de la estrangulación de la hernia o favorecer la aparición de fibrosis que puede dificultar la intervención posteriormente.

Ahora ya conocen acerca del braguero para hernia inguinal. Si quieren saber más acerca de la hernia inguinal o consultar su caso, les recomendamos ponerse en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *