dolor cabeza vesícula

Dolor de cabeza y vesícula biliar: ¿Qué relación existe?

La vesícula biliar es un órgano de gran importancia en la digestión, por lo que si existe algún problema en ella suelen manifestarse síntomas en este ámbito. Sin embargo, en algunos casos, también se atribuye a la vesícula biliar la aparición de cefaleas.Hoy os explicamos la relación entre dolor de cabeza y vesícula biliar y cómo actuar para prevenir problemas de este tipo.

¿Por qué se relacionan dolor de cabeza y vesícula biliar?

La vesícula biliar es, junto al hígado, un órgano que participa en la digestión mediante la liberación de la bilis, pero que también juega un gran papel en la desintoxicación del organismo.

Cuando la vesícula no funciona correctamente, por ejemplo, ante la aparición de cálculos biliares por un aumento del colesterol, y se congestiona, estos compuestos ácidos o grasos pueden generar una “intoxicación” que se traslade a otras zonas, como la cabeza.

Algunos alimentos aumentan la acidosis y los niveles de grasas, como los lácteos, el chocolate, los huevos, la carne, las vísceras y los embutidos.

Las digestiones pesadas son un síntoma de problemas en la vesícula, especialmente de la presencia de cálculos. Si la digestión no es correcta, los nutrientes pueden no sintetizarse adecuadamente y no llegar bien la energía a las zonas que la precisen, apareciendo por ejemplo dolores de cabeza o fatiga.

Asimismo, también se considera que el estrés y la tensión pueden ser causas de este tipo de cefaleas, que suelen iniciarse en las sienes o en la nuca, concretamente en la parte izquierda.

¿Cómo podemos actuar para evitar y tratar estas consecuencias?

Algunos expertos recomiendan la colecistectomía para tratar las jaquecas con sospecha de origen vesicular. Sin embargo, se ha apreciado que el dolor de cabeza puede permanecer tras ello y empeorar los problemas derivados de la falta de la vesícula.[1]

Teniendo en cuenta los factores que intervienen en el dolor de cabeza relacionado con la vesícula biliar será recomendable que sigamos pautas tales como:

  • Seguir una alimentación ligera, en la que se eviten alimentos ácidos, irritantes, excitantes o grasos. Se recomiendan frutas no cítricas, verduras y hortalizas, legumbres, pescado, aceite de oliva con moderación e hidratos de absorción lenta como el arroz.
  • Realizar actividades de relajación para evitar que el estrés obstaculice el funcionamiento de los órganos y produzca contracturas y dolores tensionales.
  • Evitar el consumo de analgésicos o antiinflamatorios.
  • Llevar a cabo ejercicio físico regular y moderado para reducir el riesgo de problemas vesiculares, así como descansar adecuadamente.
  • Acudir a un experto en la vesícula biliar ante cualquier inquietud para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Ahora ya conocéis la relación entre dolor de cabeza y vesícula biliar. Si queréis saber más acerca de la vesícula biliar o queréis consultar vuestro caso, os recomendamos poneros en contacto con nosotros sin compromiso.


[1] GALLART-ESQUERDO, DR.A. Anales de Medicina. “Jaqueca abdominal”. [PDF] Recuperado de: https://www.raco.cat/index.php/AnalesMedicina/article/download/97940/152767

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *