dormir con una hernia inguinal

Dormir con una hernia inguinal: ¿Cuál es la mejor postura?

Los expertos recomiendan dormir sobre el lado izquierdo. Se trata de la postura más saludable, ya que favorece la circulación, evita dolores cervicales y mejora la digestión. Además, es la postura en la que se respira con mayor facilidad. Lo ideal es contar tanto con un colchón como con una almohada apropiados para ti. Dicho esto, aunque descansar es fácil para la mayoría de las personas, para otras es todo un reto. En las siguientes líneas te mostramos cómo mejorar en uno de estos casos, ya que te invitamos a descubrir cómo dormir con una hernia inguinal.

¿Cómo dormir con una hernia inguinal?

Lo primero que debes tener claro es que debes seguir las recomendaciones de tu médico en cuanto a todo lo que debes hacer para no empeorar el problema, no solo para saber cómo dormir con una hernia inguinal. Es importante que sigas todas las pautas para que la dolencia no se complique antes de tratarla de forma definitiva.

Es vital encontrar la mejor postura para dormir, ya que la hernia inguinal puede provocar dolor e impedir descansar de manera adecuada. Dicho esto, lo más importante es que intentes evitar al máximo dormir boca abajo. No solo porque apoyarás el peso de tu cuerpo en la zona lesionada, sino porque en general no es una postura apropiada en ningún caso.

De hecho, si te acuestas boca abajo, es probable que tus problemas para dormir aumenten, ya que es una postura que favorece que te duela más la zona afectada por la hernia.

La mejor postura para dormir si tienes una hernia inguinal es la misma que comentábamos al principio, sobre el lado izquierdo. Además, lo ideal es que adoptes una postura fetal y que coloques una almohada entre las piernas y te abraces a ella.

Otra opción es dormir boca arriba, aunque no es la mejor, no te provocará más dolor. En este caso, te recomendamos que coloques también una almohada entre las rodillas para estar más cómodo.

¿Qué debes saber sobre las hernias inguinales?

Una vez que tienes claro cómo debes dormir, queremos que conozcas mejor qué es una hernia inguinal. Consiste en la salida de una parte de las vísceras abdominales al fuera del abdomen. Es algo que pasa con demasiada frecuencia, pero tiene un buen pronóstico.

La hernia inguinal puede aparecer en cualquier momento, incluso en la infancia. Se puede diagnosticar con una simple exploración física. Es importante tratar el problema de manera adecuada, ya que de lo contrario se puede complicar.

Detrás de la hernia inguinal se pueden presentar diferentes causas, estas son las más habituales:

  • Tos que persiste en el tiempo.
  • Gran esfuerzo al evacuar o al orinar.
  • Fibrosis quística.
  • Sobrepeso.
  • Realizar un esfuerzo físico.
  • El embarazo.
  • Agrandamiento de la próstata.
  • Tabaquismo.
  • Falta de algunos nutrientes
  • Causas congénitas.
  • Debilidad de la pared abdominal.

¿Cómo se puede curar una hernia inguinal?

Como es lógico, una vez que conoces la dolencia, lo importante es descubrir cuál es el mejor tratamiento para una hernia inguinal. Por supuesto, será tu médico después de estudiar tu caso concreto el que determine esta cuestión.  

En la actualidad, solo existe un tratamiento realmente efectivo para la hernia inguinal que es la cirugía. Antes se apostaba en ocasiones por algunos tratamientos conservadores, pero se ha visto que no son prácticos.

Se trata de una operación sencilla y en la mayoría de los casos no es necesario el ingreso hospitalario, aunque sí se utiliza anestesia general. Básicamente, la operación coloca de nuevo las vísceras en el interior del abdomen, después se suturan los orificios por los que han salido.

Ahora que sabes no solo cómo dormir con una hernia inguinal, sino también cómo solucionar este problema, no dejes de hacerlo. Si deseas saber más o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.