es-bueno-andar-después-de-una-operación-de-hernia-inguinal

¿Es bueno andar después de una operación de hernia inguinal?

Una hernia inguinal aparece cuando una parte del contenido intraabdominal, generalmente el intestino, protubera por una zona débil de la pared abdominal en la zona del canal de la ingle. Al ubicarse en este lugar, en que se pliega la pierna con el tronco, pueden surgir roces o molestias al movernos, por ejemplo, si la presionamos. Aunque la tratemos, es frecuente que algunas personas se pregunten si es bueno andar después de una operación de hernia inguinal, por temor a que el problema reaparezca con esta acción. Hoy te hablamos sobre si es bueno andar y cómo hacerlo.

¿Es bueno andar después de una operación de hernia inguinal?

Las operaciones de hernia inguinal pueden ser abiertas o mediante laparoscopia. Mientras que las intervenciones abiertas, son invasivas al tener que abrir, tratar la hernia y seguidamente suturar, la laparoscopia es un método mínimamente invasivo.

En la laparoscopia se realizan varias incisiones de pequeño tamaño por las cuales se introduce el laparoscopio y se guía la operación.

El tipo de procedimiento llevado a cabo determinará en gran medida cómo será el posoperatorio, es decir, si la movilidad será más o menos posible o molesta.

Sin embargo, sea cual sea este, se recomienda mantenerse en movimiento y andar el mismo día de la cirugía, horas después de la intervención.

Por el contrario, lo importante es que se eviten actividades que puedan generar presiones o roces en la hernia, así como esfuerzos, ya que el contenido intraabdominal puede volver a salir o que los puntos salten.

El deporte se deberá evitar por al menos 3 semanas, así como conducir o efectuar cierto tipo de actividades laborales.

Algunas molestias normales tras el postoperatorio son las siguientes:

  • Dolor leve en la movilidad.
  • Sensación de tirantez de la piel, pinchazos o sensación de que la herida puede abrirse.
  • Rigidez inicial.
  • Cansancio.
  • Hematomas.

¿Cómo andar después de una operación de hernia inguinal?

Las caminatas deben ser cortas y de poca distancia, pero varias a lo largo del día. Estas se irán alargando gradualmente a partir del tercer o cuarto día.

Aunque la movilidad no se vea reducida, si se presentan molestias es beneficioso ir acompañado mientras se camina y que se hagan varias pausas para descansar y no forzar el tejido.

También será importante que la herida esté bien sujeta con un braguero o con ropa interior ajustada y que vayamos vestidos cómodamente.

Cabe destacar que si bien en principio no existe riesgo de recidiva de la hernia, si no se genera presión intraabdominal, estas medidas están destinadas a evitar las molestias causadas por las suturas.

Por ello, en el caso de poder escoger, y teniendo en cuenta la opinión del cirujano, sería preferible que la intervención se llevara a cabo mediante laparoscopia.

Ahora ya sabes todo acerca de cuándo y cómo empezar a andar después de una operación de hernia inguinal. Si quieres saber más acerca de esta afección te invitamos a consultar los artículos de nuestro blog o ponerte en contacto con nosotros sin compromiso en la Clínica Delfos de Barcelona o en Barnaclínic+.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.