hernia inguinal barcelona-min

Experto en hernia inguinal en Barcelona

El Doctor César Ginestà es especialista en el tratamiento de hernias inguinales mediante cirugía por vía laparoscópica, incluida la minilaparoscópia y la cirugía transumbilical.

¿Quieres pedir cita?

Cómo distinguir una hernia inguinal

  • Podemos tener una hernia completamente asintomática (sin síntomas aparentes).
  • Bulto que se hace más grande al estar de pie y que desaparece al estirarnos 
  • Dolor y las molestias en la zona afectada.

La evolución de las hernias tiende a hacerse más grandes y presentar mayores síntomas.

distinguir hernia inguinal

Riesgos de no tratarse

Una hernia inguinal se puede estrangular. Es decir, que aquello que sale desde el abdomen por el agujero que es la hernia se quede atrapado, se inflame o no le llegue sangre y se infarte, poniendo al intestino en riesgo. No existe ningún tratamiento alternativo para su desaparición, la solución siempre pasa por una cirugía. Y la más efectiva es la cirugía laparoscópica.

En qué consiste la cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica es mínimamente invasiva permitiendo realizar un tratamiento completo del defecto inguinal y es capaz de corregir todas las posibles hernias de esta zona. Se recurre a esta técnica porque aporta las ventajas de la cirugía poco invasiva: recuperación rápida, reincorporación a la vida activa antes, menos dolor. También porque existen casos en los que la cirugía laparoscópica es la mejor opción posible para el tratamiento de hernias inguinales recurrentes, es decir, aquellas que ya han sido operadas y han vuelto a aparecer.

Beneficios de la cirugía laparoscópica vs cirugía abierta:

  • Rápida recuperación.
  • Menor dolor.
  • Rápida incorporación a la actividad laboral.

  • Permite tratar distintas hernias con el mismo método.
  • Ante una hernia inguinal bilateral se pueden operar los dos lados en la misma intervención.
  • Ante una hernia inguinal recurrente es el mejor método si la primera cirugía fue abierta.

Dr. Ginestà

Excelencia en cirugía laparoscópica de hernia inguinal en Barcelona

El Dr. Cesar Ginestà y Martí, es Director de Cirugía General y Digestiva de HM Delfos. Es especialista en el tratamiento de hernias inguinales mediante cirugía por vía laparoscópica, incluida la minilaparoscópia y la cirugía transumbilical.

Profesor clínico de la Universitat de Barcelona, en la asignatura de Enfermedades del aparato digestivo

Además, es especialista senior de Cirugía General y Digestiva en el Hospital Clínic de Barcelona

Nuestros testimonios

M.G

Paciente verificado

¿Recomendaría al doctor?

5/5

19/02/2020

O.G

Paciente verificado

¿Recomendaría al doctor?

5/5

03/02/2020

A.C

Paciente verificado

¿Recomendaría al doctor?

5/5

14/09/2019

A.J

Paciente verificado

¿Recomendaría al doctor?

5/5

20/08/2019

Porqué tratarse con nosotros

01.

Equipo de pimer nivel

Equipo médico con experiencia y formación, con un alto grado de especialización en hernia inguinal.

02.

Instalaciones y tecnología innovadora

Tecnología de primer nivel para llevar a cabo la cirugía laparoscópica más avanzada de Barcelona.

03.

Atención 24/7

El equipo del Dr. Ginestà ofrece y la valoración minuciosa y personalizada de cada paciente, así como atención continua.

Preguntas frecuentes sobre hernia inguinal

La intervención de una hernia no es necesariamente peligrosa y normalmente los riesgos son muy bajos, pero pueden darse algunas complicaciones sobretodo si el paciente presenta otros problemas de salud, como reacciones a la anestesia, a fármacos o problemas respiratorios. También pueden darse sangrados o infecciones o dolor. A largo plazo en alguna ocasión se puede reproducir la hernia.

El tiempo de recuperación de una hernia es de aproximadamente 3 semanas, y de 6 para poder realizar actividades ligeras. Es fundamental evitar el ejercicio intenso hasta que no haya transcurrido este plazo. Cuando la cirugía de la hernia es por laparoscopia podemos reintroducir la actividad física a partir de la semana de la intervención. Pueden existir molestias pero no riesgo de reaparición de la hernia.

El peso no es un factor influyente en la posibilidad o imposibilidad para operar, sin embargo, la obesidad es un factor directo para la aparición y reincidencia de las hernias, por lo que perder peso facilita la labor del equipo médico y reduce las complicaciones. Cada kilo perdido es una complicación menos.

Antes de la operación de una hernia se realizan pruebas tales como una analítica sanguínea completa, un electrocardiograma y una placa de tórax. Seguidamente es posible que el paciente tenga una consulta con el anestesista para determinar la anestesia, la cantidad etc. En este tipo de operaciones el tipo de anestesia es casi siempre general o regional.

Una ducha 24 horas después de la operación, siempre teniendo en cuenta secar bien la herida y evitar el movimiento y la retirada de puntos, es beneficiosa para el cuidado de esta y la protección ante infecciones. Mantener seca la herida es lo más importante. Incluso es beneficioso secarlo con el secador del cabello.

No es posible conducir hasta al menos una semana después de una operación de hernia, sobretodo inguinal, ya que los tiempos de reacción se reducen considerablemente y la conducción es peligrosa al no realizarse los movimientos de forma normal.

Sin problemas. Muchos pacientes pueden marcharse a las 12 horas de la operación con ciertas molestias pero que no impiden andar ni subir escaleras.

La mayoría de personas que se realizan una cirugía de reparación de una hernia no precisan un ingreso mayor a las 24 horas, por lo que pueden volver a su casa el mismo día de la intervención si no existe riesgo de complicación, y siempre bajo la consideración del equipo médico.