hernia inguinal gigante

Hernia inguinal gigante: ¿Cómo proceder en estos casos?

¿Sabes qué ocurre cuando no tratas un problema de salud? En la mayoría de los casos y por desgracia, no desaparecerá solo. De hecho, lo más probable es que se termine complicando de diferentes formas. Es una lástima que esto ocurra, ya que en ocasiones el tratamiento inicial es sencillo y luego puede resultar más difícil de abordar. Lo importante es que todas las dolencias sean abordadas de manera correcta y que además se haga cuanto antes. En las siguientes líneas, queremos hablarte de una de estas situaciones. Nos referimos a la hernia inguinal gigante.

¿Qué es una hernia inguinal gigante?

Como su nombre indica, una hernia inguinal gigante es aquella que se agranda. Lo normal es que esto suceda cuando no se trata de la manera adecuada el problema o simplemente no se hace nada.

De hecho, debes tener en cuenta que la mayoría de las hernias inguinales terminarán agrandándose tarde o temprano si el paciente no pasa por el quirófano. Cuando esto ocurre, puede llegar a otros órganos y provocar aún más dolor.

Por supuesto, no resulta bueno para tu salud que la hernia se agrande, pero además a nivel estético se suele percibir el abultamiento. Sin embargo, a pesar d esto que hemos comentado, hay que recalcar que se trata principalmente de un problema de salud y que es necesario actuar cuanto antes para tratarlo de la manera adecuada.

¿Cuándo se considera que una hernia inguinal es gigante?

Una hernia inguinal se considera que es gigante cuando se ha extendido debajo del punto medio de la parte interna del muslo al estar de pie. Cuando esto ocurre, incide de manera negativa en la vida del paciente, pudiendo presentar diferentes efectos secundarios. De ahí, que resulte tan importante actuar cuanto antes para evitar también que se siga complicando.

Si sospechas que tienes una hernia inguinal, con independencia de que sea gigante o no, debes acudir al médico cuanto antes para que valore la situación.

¿Cómo se trata una hernia inguinal gigante?

Una hernia inguinal gigante se trata igual que una que no lo es. Resulta necesario recurrir a la cirugía. De hecho, hace años se intentaba solventar con un tratamiento no invasivo y conservador, colocando una sujeción externa para la zona. Hacerlo así era por así decirlo como poner un parche, ya que no funcionaba a largo plazo y finalmente el paciente tenía que pasar por quirófano igualmente.

En principio, la operación para corregir una hernia inguinal gigante no resulta nada complicada, de hecho, en la mayoría de los casos se podrá realizar de manera ambulatoria, es decir, sin que conlleve un ingreso hospitalario. Eso sí, se realiza siempre bajo anestesia general, ya que no deja de ser una cirugía mayor.

La operación en sí no es compleja, como hemos dicho, sino que se trata de volver a introducir las vísceras dentro del abdomen. Después, se debe reforzar la zona para que no vuelva a ocurrir lo mismo.

Para reparar los daños, se pueden emplear los tejidos del paciente, pero también colocar una prótesis o una malla para que se refuerce la zona y no se salgan de nuevo las vísceras.

Decíamos que se trata de una cirugía mayor, pero hay que valorar que en los últimos tiempos se ha empezado a tratar las hernias inguinales por laparoscopia. Como sabes, es una técnica menos invasiva y sobre todo se está utilizando sobre hernias que ya se han tratado y han aparecido otra vez. También cuando la hernia se ha manifestado en los dos la dos del cuerpo.

Ahora ya sabes qué es una hernia inguinal gigante y qué debes hacer si la padeces, así que no dejes de actuar. Si deseas más información o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.