hiperbilirrubinemia

Hiperbilirrubinemia: ¿Qué indica?

Cuando se produce una elevación en los niveles de bilirrubina se habla de la hiperbilirrubinemia. Los valores normales oscilan ente los 0,3 y 1 mg/dl. Cuando se excede, es necesario realizar un control para establecer la causa y solucionar el problema. Te explicaremos qué es, qué la causa y cómo tratarla.

¿Qué es la hiperbilirrubinemia?

La sangre tiene un proceso de reciclaje de los glóbulos rojos, los encargados de transportar el oxígeno a través de la sangre. La degradación de la hemoglobina en el bazo produce un pigmento biliar amarillento. Si la cantidad de pigmentos es elevada, porque el proceso no sea el apropiado o porque tenga lugar en otro punto, se acumula en la vesícula biliar. Esta pigmentación pasa a la bilis y recibe el nombre de hiperbilirrubinemia.

Causas de la hiperbilirrubinemia

No todos los casos de hiperbilirrubinemia son iguales. Existen tres: la fracción no conjugada, la conjugada o una combinación de ambas. Comprender qué la está provocando servirá para determinar cuál es el mejor tratamiento.

Hiperbilirrubinemia no conjugada o indirecta

Este tipo de hiperbilirrubinemia se produce por síndromes hemolíticos, por eritropoyesis ineficaz y por otras enfermedades. En los primeros casos, los pigmentos se están generando en exceso en un lugar que no es el apropiado. En los demás, el proceso no se está desarrollando de la manera apropiada.

  • Síndromes hemolíticos. La producción de los pigmentos se desarrolla al destruirse prematuramente los hematíes fuera o dentro de los vasos sanguíneos.
  • . Este tipo de trastorno se da en muy pocos casos. Aquí, la destrucción prematura de los hematíes tiene lugar antes de llegar al torrente sanguíneo, cuando se generan en la médula ósea.
  • Enfermedad de Gilbert. Esta enfermedad se debe a un gen anormal de origen hereditario. Este gen encargado de controlar la enzima que descompone la bilirrubina no cumple con su función y se produce un exceso en la sangre.
  • Enfermedad de Crigler-Najjar. El síndrome de Crigler-Najjar provoca la alteración del gen (UGT1A1) que codifica la enzima hepática uridina difosfoglucuronato glucuronosiltransferasa (UGT), necesaria para la transformación de la bilirrubina.

Hiperbilirrubinemia conjugada o directa

En la conjugada o directa, la enfermedad tiene que ver con disfunciones hepáticas o biliares. Al pasar por estos órganos, la bilirrubina debería ser excretada, pero no lo hace y se queda acumulada. Es fácil de identificar porque el color de la orina es demasiado oscuro y el de las heces muestra un aspecto blanquecino. En algunos pacientes, aparece un picor cutáneo.

Hiperbilirrubinemias mixtas

En este caso, son varios los procesos que se ven alterados. Es común cuando se sufre una nueva enfermedad que potencia cualquiera de las citadas. Por ejemplo, si se produce una lesión hepática temporal o crónica, como hepatitis, cirrosis o el paso de un virus. El aumento de la bilirrubina en estos casos se muestra menos constante.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la hiperbilirrubinemia

Cuando la bilirrubina aumenta su concentración, tiende a acumularse en órganos y tejidos. Es común percibir ictericia, una coloración amarilla en la piel, los ojos y las mucosas. Un médico puede hacer una rápida evaluación inicial prestando atención a detalles como este.

También analizará el historial médico personal e indagará en los antecedentes familiares. El uso de algunos fármacos, el abuso del alcohol y otras drogas o haber sufrido hepatitis son otros indicativos de importancia para entender el cuadro completo.

Tras estos pasos, se procederá a una exploración completa del paciente en busca de arañas vasculares, retención de líquidos, excoriaciones cutáneas por rascado, coloración de la piel o aspecto de la parte blanca de los ojos, entre otros. Los análisis sanguíneos, de orina, de heces o pruebas de imagen diagnóstica, podrían ser determinantes.

La valoración de un profesionales imprescindible. Asimismo, el centro debe tener todo lo necesario para realizar el examen y, si es necesario, una intervención vesicular. Si deseas más información o pedir directamente una cita ponte en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.