laparoscopia de hernia inguinal

Laparoscopia de hernia inguinal: La mejor opción

¿Es verdad que solo se valora lo que se pierde? Lo cierto es que no siempre es así, pero es habitual que ocurra. Por ejemplo, es algo que pasa con la salud. Mientras se disfruta de un buen estado físico, se da por hecho que es lo normal. Sin embargo, cuando tienes cualquier clase de enfermedad, se convierte en lo más importante para ti. En esos casos, el consejo que te podemos dar es que te pongas en manos de los mejores profesionales. Hoy queremos hablarte de cómo es la laparoscopia de hernia inguinal y que descubras que es la técnica que necesitas si sufres esta dolencia.

¿Qué es la laparoscopia de hernia inguinal?

La laparoscopia de hernia inguinal es una operación que se realiza para volver a colocar los intestinos en su posición original. La intervención consiste en introducir aire en la zona del abdomen, para que así el cirujano pueda ver los órganos que están afectados.

La intervención se realiza bajo anestesia general e introduciendo una cámara a través de una pequeña incisión. Después, se coloca una malla alrededor de los intestinos, que se fija por medio de grapas. De esta forma, se logra que los órganos no se vuelvan a salir.

Lo habitual es que esta intervención se realice cuando el paciente sufre una hernia inguinal bilateral o cuando ha tenido una hernia anterior, que se ha abierto después de una operación tradicional. También está indicada para los pacientes que tienen sobrepeso, ya que la técnica resulta más sencilla.

¿Cuáles son las ventajas de la laparoscopia de hernia inguinal?

Decíamos al principio que esta técnica es siempre la mejor opción para tratar una hernia inguinal. Un cirujano experto optará por proceder de esta forma, salvo que exista alguna razón que lo desaconseje. Lo hará porque conoce todas estas ventajas:

  • Es una cirugía mínimamente invasiva.
  • Las incisiones son de un tamaño reducido y cicatrizan en poco tiempo.
  • A nivel estético, la cicatriz con el tiempo deja de verse.
  • La recuperación del paciente siempre se da en un tiempo inferior con independencia de cada caso.
  • El paciente vuelve a su vida normal en poco tiempo.
  • El dolor después de la cirugía es muy inferior a cuando se realizan otras técnicas.
  • El trabajo del cirujano es más exacto y se pueden detectar otros problemas en la zona afectada por la hernia inguinal.

¿Para quiénes es el mejor tratamiento la cirugía laparoscópica para hernia inguinal?

Aunque ya hemos mencionado algunos candidatos a esta cirugía, queremos resumir qué tipo de pacientes deben optar por una laparoscopia para hernia inguinal:

  • Molestias o dolor. En general es una técnica perfecta para todos aquellos pacientes que sientan molestias o dolor debido a este problema de salud.
  • Complicaciones. También para las personas a las que se les haya complicado la hernia, por ejemplo, con una encarcelación.
  • Cirugía abierta. Cuando el paciente no es un buen candidato para una cirugía abierta, por su estado físico o por cualquier problema de salud.
  • Niños. Como hemos comentado, es una técnica perfecta para personas de cualquier edad, pero sobre todo para los niños. No resultará una intervención traumática y el pequeño podrá irse a casa ese mismo día o al día siguiente.
  • Hernia bilateral. Es una técnica perfecta cuando existe una hernia en los dos lados del abdomen.
  • Deportistas. Por el tiempo de recuperación y por lo poco invasiva que resulta, es el mejor tratamiento para los deportistas aficionados y profesionales.

Como decíamos al principio, lo más importante a la hora de abordar un problema de salud es confiar en los profesionales adecuados. Ponemos a tu disposición toda nuestra experiencia en la laparoscopia de hernia inguinal. Así que cuenta con nosotros y contáctanos sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.