problemas digestivos

Problemas digestivos por hernia inguinal : ¿Cuáles son?

Aunque se define una hernia como la protuberancia de contenido intraabodminal por una zona débil de la pared del abdomen, y que puede aparecer en diversos lugares, como la ingle, lo cierto es que en la mayoría de los casos este contenido intraabdominal es una parte del intestino delgado. Debido a este atrapamiento, se pueden generar algunos problemas digestivos. Te contamos cuáles son y cómo actuar en estos casos.

¿Qué problemas digestivos puede generar una hernia inguinal?

Debido a que si una parte del intestino sale hacia afuera de la pared abdominal y el tránsito intestinal se puede ver interrumpido por este bloqueo, el bolo alimenticio puede quedarse atrapado. Esto genera hinchazón, estreñimiento, dolor intenso, náuseas y/o vómitos o problemas de gases. Al no poder eliminar las heces, la persona afectada también podrá sentir falta de apetito.

Si esta situación se alarga, la acumulación de las heces en el intestino podrían generar una perforación intestinal que diera paso al vertido de este contenido a la cavidad abdominal, causando una grave infección, la peritonitis.

Además, cabe destacar que si el intestino se llena y amplía su volumen puede generar presión en otras estructuras y órganos cercanos, haciendo que el funcionamiento de estos se vea afectado.

En el caso de que la parte protusada del intestino se vea estrangulada, puede darse un descenso del riego sanguíneo a este tejido, que puede acabar en necrosis (o muerte) del mismo. Esto es una urgencia médica que puede tener consecuencias tales como la muerte si no se actúa rápidamente.

La solución en estos casos puede ser una ostomía. Se trata de una abertura realizada en el abdomen que conecta directamente con la parte del intestino anterior a la extirpada, y mediante la cual se eliminan los desechos del cuerpo a una bolsa. Esto, sin embargo, puede tener efectos en la calidad de vida del paciente.

¿Cómo actuar frente a los problemas digestivos causados por una hernia inguinal?

Es posible que algunas hernias inguinales no se detecten rápidamente debido a su pequeño tamaño o porque existen factores que impiden su detección, por ejemplo, el sobrepeso, ya que la hernia puede quedar enmascarada bajo el tejido adiposo.

Es por ello que los síntomas de los problemas digestivos mencionados anteriormente pueden considerarse de forma separada a la posible causa subyacente, la hernia, y buscar su alivio y tratamiento sin tener en cuenta este hecho. Cabe destacar, por lo tanto, que las soluciones podrán no resultar efectivas de no tratarse la hernia.

Cuando la hernia inguinal se intervenga, mediante cirugía abierta o laparoscópica, la presión intraabdominal se relaje, y el intestino vuelva a su estado normal, los problemas digestivos podrán desaparecer o al menos, reducirse.

Ahora ya sabes cuáles son los principales problemas digestivos que puede causar la presencia de una hernia inguinal. Si quieres saber más acerca de esta afección te invitamos a consultar los artículos de nuestro blog o ponerte en contacto con nosotros sin compromiso en la Clínica Delfos de Barcelona o en Barnaclínic+.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.