secuelas hernia inguinal

Secuelas de la hernia inguinal: ¿Cuáles son?

Las enfermedades llegan cuando llegan y seguro que siempre tienes la sensación de que lo hacen en el peor momento. Es cierto que puede parecer así, pero también puedes pensar que cuanto antes la detectes, antes puedes ponerle remedio. Cuando no se actúa así, es cuando siempre se complica cualquier tipo de dolencia. En las siguientes líneas queremos ponerte un ejemplo, queremos que conozcas las secuelas de la hernia inguinal. Primero, te daremos otros datos para ponerte en situación.

¿Qué debes saber antes de conocer las secuelas de la hernia inguinal?

Una hernia inguinal se produce cuando una parte de las vísceras abdominales salen fuera del abdomen. Aparece un bulto que puede provocar dolor, sobre todo al hacer ciertos movimientos. Sin embargo, hay otras que son totalmente asintomáticas y solo se detectan por ese abultamiento.

Aunque en principio no es una afección peligrosa, sino se trata a tiempo puede provocar incluso la muerte del paciente. Sin embargo, no queremos ser alarmistas, ya que se tiene que complicar y mucho para llegar a esa situación. Es algo que veremos más adelante.

No todas las hernias inguinales tienen un origen claro. De hecho, en ocasiones solo se obtendrá el diagnóstico y no la causa. Sin embargo, sí puede estar relacionada con algunos de estos factores:

  • Tos que se alarga en el tiempo.
  • Una aumento por cualquier motivo de la presión en el interior del abdomen.
  • Realizar un gran esfuerzo al ir al baño.
  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Hacer de forma habitual actividades que requieran un gran esfuerzo de la zona abdominal
  • Efectuar un gran esfuerzo de forma puntual.
  • Sufrir fibrosis quística.

Hay que tener en cuenta que algunos pacientes tienen una predisposición congénita a sufrir esta dolencia. Decimos esto porque ya en la gestación hay una parte del músculo abdominal que no se cierra bien y puede dar lugar a la aparición del problema incluso en la infancia. De hecho, los niños que nacen prematuros o con bajo peso tienen más posibilidades de sufrir una hernia inguinal.

Además, la debilidad que estamos comentando también se puede producir por una operación en la zona abdominal o por cualquier tipo de daño recibido en esta parte del cuerpo.

Tampoco se puede pasar por alto que los hombres tienen más posibilidades de sufrir esta dolencia que las mujeres por su propia anatomía. De hecho, se calcula que las hernias inguinales las sufren ocho veces más los hombres que las mujeres.

No debes olvidar que con la edad los músculos de la zona se pueden debilitar y es más probable que se dé una dolencia de este tipo. Otro factor a tener en cuenta es que si tienes algún familiar que haya sufrido una hernia, tus posibilidades de padecerla aumentan.

¿Cuáles son las complicaciones de una hernia inguinal?

Ha llegado ya el momento de que conozcas cuáles pueden ser algunas complicaciones de una hernia inguinal:

  • Presión. Las hernias se van haciendo cada vez más grandes si no se tratan. En el caso de los hombres, podrían llegar hasta el escroto. No es difícil imaginar el dolor que puede provocar si esto sucede.
  • Hernia encarcelada. Una hernia encarcelada se da cuando queda atrapada dentro de una zona de la pared abdominal. Las consecuencias son muy graves, ya que se puede llegar a taponar el intestino. Cuando esto ocurre, el dolor será muy fuerte. También se pueden sufrir vómitos o náuseas. Además, la obstrucción provocará que no se puedan evacuar las heces.
  • Hernia estrangulada. Es el caso más grave, ya que detiene el flujo de la sangre en el intestino. Puede provocar la muerte no solo de los tejidos de la zona, sino del propio paciente. Por eso, hay que intervenir de urgencia.

¿Qué debes hacer si sufres una hernia inguinal?

Si tienes una hernia inguinal, debes pasar por quirófano cuanto antes para evitar los peligros que hemos comentado. Además, eliminarás el dolor que siempre produce una lesión de este tipo.

Así que ahora que ya conoces las secuelas de una hernia inguinal, ponte en contacto sin ningún compromiso con nuestro equipo y encontrarás la solución que necesitas.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.