trabajos de esfuerzo físico con una hernia inguinal

Trabajos de esfuerzo con una hernia inguinal: ¿Pueden realizarse?

Para tener una buena salud, es necesario realizar ejercicio físico regular y moderado, sin embargo, éste a veces puede ser contraproducente, por ejemplo, en el caso de padecer una hernia inguinal. El trabajo también es muy necesario, no solo para subsistir, sino también para mantenernos activos, y también puede ser molesto o no poderse realizar en casos de hernias. Hoy os explicamos si se pueden realizar trabajos de esfuerzo con una hernia inguinal, cómo afecta el esfuerzo a las hernias, y cómo abordar esta cuestión.

¿Cómo afecta el esfuerzo a las hernias?

Las hernias se producen cuando una parte de contenido intraabdominal pasa por una zona debilitada de la pared abdominal.

La pared abdominal puede no contener adecuadamente el contenido interior debido a diversos factores que pueden presionarla y debilitarla, como tener tos crónica, el embarazo, tener sobrepeso u obesidad, ser prematuro, padecer estreñimiento o llevar a cabo trabajos de esfuerzo o deportes intensos.

Todos los esfuerzos que dañan la pared abdominal pueden hacer que el agujero sea más grande, que la hernia empeore o que vuelva a producirse.

¿Se pueden realizar trabajos de esfuerzo con una hernia inguinal?

Como hemos observado, los trabajos que supongan un esfuerzo físico hacen que la pared abdominal se debilite. Además, en caso de que se deban hacer movimientos repetitivos, flexiones, movimientos de la ingle o toma de pesos, la musculatura de la zona puede dañarse y que sea más fácil que se dé una hernia.

Los trabajos de esfuerzo no son recomendables en estos casos, porque si existe tendencia a la hernia, ésta seguirá, pero depende de varios factores, como la edad del paciente, el tipo de esfuerzos al que se vea sometido o presencia o no de enfermedades asociadas.

Si se ha sido intervenido de una hernia inguinal y el postoperatorio y la recuperación transcurrió sin incidencias, se puede volver a realizar este tipo de trabajos, con incorporación progresiva.

¿Cómo abordar el tema laboral si padecemos o hemos padecido una hernia inguinal?

En algunos casos graves, en que la hernia sea muy incapacitante, tenga complicaciones o que recurra, es posible que se pueda valorar el cambio de trabajo (cambio de tarea en la empresa, o en otros casos, cambio de empresa).

Las hernias inguinales pueden tener un tiempo de recuperación de uno o dos meses, por lo que será necesario cursar una baja, pero no son motivo de incapacidad laboral permanente.

Será siempre recomendable hablar con un profesional médico especializado en este tipo de problemas, y en el caso de que haya sido intervenido, consultar con el médico que realizó la intervención, para consultar cualquier duda.

Durante la recuperación, se podrá prescribir la realización de ejercicios para reforzar y cuidar la musculatura de la pared abdominal para prevenir la reaparición de hernias, y evitar que los esfuerzos realizados sean tan perjudiciales. Ahora ya conocéis acerca de si se pueden realizar trabajos de esfuerzo con una hernia inguinal. Si queréis saber más acerca de la hernia inguinal o queréis consultar vuestro caso, os recomendamos poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *