ácido úrico

Ácido úrico: ¿Cómo participa en los problemas de vesícula?

La vesícula biliar es un pequeño órgano del aparato digestivo que se halla debajo del hígado. Su función es la de liberar bilis al intestino, con el objetivo de facilitar la digestión, especialmente de las grasas. Este órgano puede sufrir diversos problemas o afecciones, por ejemplo, cálculos. Hoy os hablamos de qué es el ácido úrico, cómo se produce, qué papel juega en los problemas de salud de la vesícula biliar, y cómo podemos actuar en estos casos.

¿Qué es el ácido úrico y cómo se produce?

El ácido úrico es un compuesto orgánico formado por hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno. El cuerpo lo produce cuando descompone las purinas, sustancias que el organismo genera y que tienen alimentos como el hígado, la caballa, las anchoas, los frijoles, el tomate, el brócoli, las espinacas, los espárragos, los champiñones, la cerveza, las bebidas con gas, los ultraprocesados, el embutido, el marisco o la carne roja.

La mayor parte del ácido úrico se elimina a través de la orina, pero un exceso de ácido úrico en la sangre puede causar otros problemas, como por ejemplo, afectar a la vesícula.

¿Qué papel juega en los problemas de salud de la vesícula biliar?

Los cálculos o piedras en la vesícula (colelitiasis) se producen cuando la vesícula no libera de forma correcta la bilis al intestino. La bilis almacenada en la vesícula se queda retenida y se precipitan sales y cristales, que pueden ser de calcio, colesterol o ácido úrico y crean los cálculos.

Los cálculos son depósitos de estas sustancias cristalizadas, y pueden ser únicos o varios, pequeños o grandes. Un cálculo grande o varios cálculos pueden obstruir los conductos biliares y producir un cólico biliar.

¿Cuáles son los síntomas de cálculos biliares de ácido úrico?

Un exceso de ácido úrico aumenta las probabilidades de que se den cálculos biliares, sin embargo, los síntomas que generan este tipo de cálculos son los mismos que en cualquier otro tipo de cálculos:

  • Vómitos y/o náuseas.
  • Fiebre.
  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Dolor en la parte superior del estómago. Posible dolor irradiado hacia los riñones o el hombro.

También puede aparecer ictericia, coloración amarillenta de la esclerótica del ojo, la piel y las mucosas.

¿Cómo se pueden prevenir y tratar estos problemas?

Para eliminar los cálculos biliares, sólo se puede optar por realizar una cirugía laparoscópica para extraerlos o extraer la vesícula (colecistectomía), ya que ni se recomienda, ni es efectivo destruirlos.

Prevenir la aparición de cálculos biliares, tanto de ácido úrico como de colesterol, puede hacerse principalmente manteniendo buenos hábitos de salud, especialmente, seguir una alimentación sana, más allá de evitar simplemente los alimentos ricos en purinas, que pueden aumentar el riesgo de cálculos biliares por ácido úrico.

Si se sufre hiperuricemia, y con ella, probabilidad de padecer cálculos biliares, es importante tener en cuenta la alimentación, además de que se consuma gran cantidad de agua y se realice ejercicio moderado y regular.

Ahora ya conocéis más acerca del ácido úrico y si afecta a la vesícula. Si queréis saber más acerca de la vesícula biliar o queréis consultar vuestro caso, os recomendamos poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.