depuración de vesícula

Depuración de vesícula: ¿Es realmente buena?

Existen muchas referencias a la necesidad de realizar una depuración de vesícula y/o hígado para eliminar las toxinas que presentan y que funcionen bien. Pero, ¿son efectivos y seguros los remedios que se publican? Hoy os hablaremos de en qué consiste la depuración de vesícula, si es o no efectiva y cómo se lleva a cabo.

¿En qué consiste la depuración de vesícula y cuáles son sus posibles efectos?

La vesícula es un pequeño órgano situado bajo el hígado con una importante función en el proceso digestivo. Se encarga de ayudar a la digestión, sobre todo de las grasas.

Este órgano se encarga de almacenar la bilis y pasarla al duodeno para facilitar el procesamiento del bolo alimenticio.

Si llevamos malos hábitos de vida, se pueden acumular toxinas, sales etc. en la vesícula e intoxicarse, haciendo que esta no pueda cumplir sus funciones normales y esto afecte al proceso digestivo.

La limpieza de vesícula biliar, o lavado de vesícula, es un remedio alternativo para eliminar posibles toxinas que causan problemas como los cálculos biliares.

En la mayoría de los casos, los remedios naturales para realizar una limpieza de vesícula consisten en comer ciertos alimentos, como ciertas verduras, así como beber zumos, tomar aceite de oliva o plantas medicinales por algún tiempo.

Los defensores de estos remedios defienden que estas limpiezas ayudan a romper los cálculos y a estimular a la vesícula para que los libere al duodeno y se eliminen con las heces.

El aceite de oliva actúa como laxante y lubricante, pero no existen pruebas de que sea un tratamiento eficaz para esto. Las personas que llevan a cabo este tipo de limpiezas pueden ver lo que pudiera parecer cálculos biliares en las heces, pero pueden ver solo glóbulos de aceite y otros materiales.

No existen pruebas de que una limpieza de la vesícula sea útil para prevenir o tratar enfermedades de la vesícula. Además, estas limpiezas no están exentas de riesgos. Algunas personas pueden padecer diarrea, dolor abdominal, vómitos o náuseas durante o tras el período de limpieza debido a los ingredientes utilizados en las mismas.

Los cálculos biliares que no causan sintomatología generalmente no requieren tratamiento. Por otra parte, en el caso de estos u otros problemas de vesícula es fundamental hablar con un especialista.

En ningún caso se debe optar por remedios naturales sin base científica en sustitución de tratamiento o indicaciones de un médico. No deben hacerse actuaciones por cuenta propia, sino acudir a un profesional y valorar las distintas formas de tratamiento, como la extirpación quirúrgica o la terapia de ondas.

¿Cómo se pueden prevenir los problemas de vesícula?

Para prevenir los problemas de vesícula, y en casos leves, mejorarlos y eliminarlos, es fundamental seguir una dieta sana y equilibrada, evitando comer mucha grasa y excitantes como el alcohol, el café o el té, así como beber suficiente agua y realizar ejercicio físico moderado y regular.

Ahora ya conocéis acerca de la depuración de vesícula y su relación con la salud de la vesícula. Si queréis saber más acerca de la vesícula o queréis consultarnos acerca de casos concretos o vuestras dudas, os recomendamos poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *