Excesos navideños: Cuidado con las hernias inguinales

Las fiestas están a la vuelta de la esquina y eso significa comidas copiosas, mayor consumo de alcohol… en definitiva, cambios de hábitos. Estos, aunque sean propios de la alegría del momento, no siempre son saludables. Os contamos cómo los excesos navideños pueden influir en la aparición o empeoramiento de las hernias inguinales. También os contamos cómo actuar para prevenir cualquier problema que nos dificulte el pasar unas buenas fiestas.

¿Por qué los excesos navideños pueden producir o empeorar las hernias inguinales?

En estas fiestas navideñas es muy común que nuestros hábitos cambien. A causa de las festividades, dejamos de seguir nuestros horarios, actividades y dietas y optamos por otros que no siempre son buenos para nuestra salud.

En esta época nos juntamos para comer en distintas casas y restaurantes, a distintas horas, y comemos comida más pesada y generalmente en mayores cantidades.

Las hernias inguinales se dan cuando parte del contenido intraabdominal, prolapsa por una zona débil de la pared abdominal. En muchas ocasiones se produce por presión, como en el caso de la ascitis o por sobrepeso u obesidad.

Por ello, cuando comemos demasiado en estas fechas, generamos una presión mayor en la pared abdominal, lo que puede producir o empeorar una hernia. Además, la aparición de hernias también está relacionada con la tos crónica, los estornudos o el estreñimiento, al deber hacer esfuerzos.

Se debe tener en cuenta, además, que si se ha realizado una intervención se deben tomar alimentos suaves y evitar los excitantes.

Asimismo, otro factor que suele generar que aparezcan hernias inguinales es la realización de actividades intensas, como realizar ejercicio, o cargar pesos etc.

En estas fechas, nuestras actividades cambian debido al tiempo libre y el ambiente festivo, lo que puede ser perjudicial en estos casos.

¿Cómo podemos actuar para evitar problemas derivados de los excesos navideños?

Tanto en el caso de las hernias inguinales como ante cualquier otra cuestión de salud, es importante tener en cuenta que las fiestas están para disfrutarse, pero con precaución.

Si se padece una hernia o existen factores de riesgo o antecedentes es importante evitarlos, tal como los esfuerzos o cualquier acción que pueda generar mayor presión intraabdominal, como comer en exceso, o tener sobrepeso u obesidad.

Es muy importante, asimismo que si existe una hernia inguinal o se cree que se pueda padecer se acuda a un profesional para que este valore los cuidados y hábitos a llevar a cabo, si esta puede mejorar por sí misma, o si es preciso intervenir por herniorrafia (cirugía abierta) o laparoscopia.

Ahora ya conocéis acerca de los excesos navideños pueden influir en la aparición o agravamiento de las hernias inguinales. Si queréis saber más acerca de la hernia inguinal o queréis consultarnos vuestras dudas o casos concretos, os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.