hernia inguinal estrangulada

Hernia inguinal estrangulada: Los riesgos de padecerla

Como ya hemos comentado en múltiples ocasiones, las hernias son afecciones comunes, que consisten en la salida de contenido de dentro del abdomen por una zona débil de su pared, en el caso de las inguinales, cerca de la ingle. En algunas ocasiones, las hernias inguinales pueden agravarse y dar paso a una hernia inguinal estrangulada.

Hoy os contamos en qué consisten, por qué se producen, sus síntomas y efectos y cómo se procede en estos casos.

¿Qué es una hernia inguinal estrangulada y por qué se produce?

Una hernia inguinal estrangulada se considera una fase grave de una hernia inguinal común. Una hernia inguinal estrangulada, como su nombre indica, consiste en una protrusión de contenido intraabdominal (tejido graso o visceral) que sufre daños estructurales debido a la compresión. Al comprimirse estos tejidos a través del orificio de la pared abdominal, la vascularización de éstos se complica, lo que en primer lugar produce una isquemia y finalmente, una necrosis (muerte) del tejido.

Las causas de esta salida de contenido intraabdominal y la posterior compresión pueden ser muy diversas, tales como esfuerzos intensos y repentinos, presión producida por ejemplo por la ropa, o situaciones que aumenten la presión intraabdominal (como por ejemplo la ascitis o el embarazo).

Síntomas y efectos

Debido a que se trata de un agravamiento de una hernia inguinal, los síntomas de una hernia inguinal estrangulada son más diversos e intensos, tales como:

  • Dolor intenso y repentino, que aumenta en casos de esfuerzos o tensiones como levantarse, toser o inclinarse.
  • Bulto más visible en los casos anteriores.
  • Pesadez, debilidad y/o presión en la zona
  • Fiebre alta.

Cambio de color del bulto herniario (rojo, violáceo u oscuro debido a la incipiente necrosis).

En el caso de que el material estrangulado sea una parte del intestino aparecen también estos síntomas:

  • Dificultad para evacuar las heces y eliminar gases.
  • Náuseas y/o vómitos.

Debido a la posible necrosis que se puede producir, así como el fallo en las funciones digestivas normales, las hernias inguinales estranguladas pueden llegar a ser muy peligrosas, pudiendo poner en riesgo la vida de la persona que la padece.

Diagnóstico y tratamiento de una hernia inguinal estrangulada

Para diagnosticar una hernia inguinal estrangulada generalmente es suficiente con una exploración física. El médico, además de valorar si existe cambio de coloración cutánea y realizar una palpación, puede pedir al paciente que se ponga de pie o tosa para valorar si aumenta la sensibilidad al dolor.

Si el diagnóstico no está claro, se podrá solicitar la realización de una ecografía, resonancia magnética o tomografía computarizada.

En lo referente al tratamiento, en estos casos se procede urgentemente, ya que si se tarda mucho es posible que se pueda necesitar extraer o seccionar el órgano afectado, por ejemplo, realizando una ostomía.

En primer lugar deberá liberarse la hernia y tratar de reducirla. Posteriormente, es necesario realizar una exploración en busca de posibles problemas de circulación o necrosis. En caso de que existan, se deberá seccionar ese tramo intestinal y unir los dos extremos sanos.

Tras ello se procederá a cerrar el orificio de la hernia con una sutura (herniorrafía) o con una malla (hernioplastia).

Debido a la gravedad de esta situación, el postoperatorio puede ser más largo que en casos de hernias inguinales comunes.

¿Se puede prevenir?

Para evitar que una hernia inguinal acabe estrangulándose y generando estos problemas, es muy importante acudir a un profesional ante cualquier primer signo o síntoma, así como mantener unos buenos hábitos.

Ahora ya conocéis más acerca de la hernia inguinal estrangulada. Si queréis saber más acerca de la hernia inguinal o queréis consultar vuestro caso, os recomendamos poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Cesar Ginesta
Últimas entradas de Dr. Cesar Ginesta (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *